El sondeo

Si pudieras hacer un sondeo de quien te rodea descubrirías un montón de cosas.

Descubrirías que todas ellas tienen esa cháchara interna en la cabeza que a menudo no les deja dormir.

Descubrirías que todos, de una u otra manera, incrementan el miedo, la preocupación o drama de una pequeña cosa.

Descubrirías que todos piensan que tienen la razón.  Que han sufrido confrontaciones, abusos o faltas de respeto de la mano de otros.

Descubrirías que todos tienen miedo, pero que en ocasiones se definen como afortunados porque pueden enfrentarse a él y ganar.

Descubrirías también que a pesar de todo lo que ocurra, muchos tienen ganas de contribuir en construir algo nuevo, grande y hermoso para que este mundo sea un lugar mejor para todos.

Que todos desean algo en concreto y que si no lo consiguen es porque no lo deseaban tanto.

Descubrirías que todos se sienten solos, inseguros y a veces un fraude en alguna ocasión, pero que también se preocupan por acompañar, dar seguridad y ser fieles a ellos mismos la gran mayoría del tiempo.

Si pudieras hacer un sondeo entre todos aquellos que te rodean, te darías cuenta que lo que te pasa, no solo es a ti y que hay infinidad de personas que lo aceptan e intentan hacer algo diferente que les llene de algo diferente: satisfacción, alegría y una sonrisa permanente.

Puede que ese sondeo nos acercaría unos a otros en lugar de alejarnos para ver cómo somos en realidad.  Nos acercaría tanto que por fin aceptaríamos cómo es cada ser humano y cómo queremos ser vistos abriendo de par en par una gran puerta a la realidad donde la verdad es agradablemente objetiva.

Talleres similares