Tu mapa, el territorio

El mapa no es el territorio.

El mundo es enorme, lleno de información, tan vasto y rico que para darle sentido lo simplificamos.

Lo simplificamos haciendo mapas, es la manera como damos significado al mundo.  Pero recuerda que es tu mapa o mi mapa y que seguramente, aunque hablemos de lo mismo, el mapa será diferente.

El motivo es porque los mapas son selectivos, dejan de lado un tipo de información que creen irrelevante al mismo tiempo que brindan otra que estiman importantísima. De ese modo el tipo de mapa que hagas dependerá de lo que veas y a dónde quieres llegar.

Dicho de otra manera, el ser humano hace caso a aquellos aspectos del mundo que le son de interés e ignora el resto.

Si creéis que exagero tan solo probad a poner en vuestro buscador de internet ¿cómo ve el mundo un australiano? o un asiático, o un ruso…

Pero más allá queda el inmenso y vasto territorio que se ha ignorado expresamente con millones de mapas, verdades y realidades más.

Quizás deberíamos tener más en cuenta este punto fundamental en lugar de insistir en que nuestro mapa es el único válido.