Creer en ángeles

Yo creo en ángeles y creo firmemente.  Mis ángeles esconden sus alas tanto, que a algunos incluso les da verguenza enseñarlas.  Otros se olvidan de lo que realmente son intentando vivir una existencia normal y actuar como todos los demás a su alrededor sin mucho éxito, porque brillan con su propia luz.  Otros, conscientes de su propia condición, tan solo esperan a que se cambie la queja por el deseo para entrar en acción y se aburren muchísimo, porque no cesamos de hablar de nuestra mala suerte…

Otros, los que más, son seres magníficos que desprenden una cualidad fabulosa: hacerme sentir bien con tan solo estar a mi lado; ellos lo hacen todo posible con solo su presencia.

Mis ángeles realmente no hablan mucho, en su lugar sonríen porque son igual de felices que yo al vernos.  Y con tan solo una palabra, o una mirada, son capaces de cambiar mi día, mi forma de ver las cosas e incluso mi vida, a una existencia mucho más feliz.

¿Cómo no creer en ellos con todo lo que me otorgan?

¿Y los tuyos?¿Te has planteado cuántos de ellos tienes a tu alrededor ayudándote día a día?

¿No? quizás sea el momento de cambiar tu visión con el mundo y tu alrededor para descubrirlos.  Merece la pena, yo soy muy afortunada de contar con infinidad de ángeles a mi alrededor, guiando cada paso que doy.

Pruébalo, no te costará nada y te aportará mucho.

Diana Llapart