equivocarse diana llapart

Equivocarse

Estos días se está celebrando el mundial de atletismo. Dejando a un lado los méritos o desméritos de los atletas convocados hay algo que ha llamado mi atención: la intolerancia ante determinadas equivocaciones.
Ya sé que doparse es algo muy feo y que es una lacra que todo atleta siempre tendrá, pero de ahí a abuchear continuamente en cualquier competición que participen hay un mundo.
Es el caso (como muchos otros) del actual campeón del mundo en 100 metros.  Se dopó, se equivocó, pagó su pena y después de una sanción de 4 años sin correr y a los 35 de edad gana el mundial.
Sinceramente, tiene toda mi admiración.
Supongo que habrá retractores de lo que acabo de escribir, pero pensemos un poquito…
¿Qué pasaría si cada vez que nos equivocáramos en algo nadie nos lo perdonara?
¿Qué pasaría si saliera a colación una y otra vez por mucho que tratáramos de seguir adelante?
Algo para pensar largo y tendido.
Te equivocas, rectificas y te esfuerzas…tienes todo el derecho a obtener tus frutos sin juicios pasados.
Te equivocas, eres reincidente, jamás saldrás del bucle…te espera la caída libre.
Un poco más de tolerancia y respeto nunca se echa de menos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies